El Denim siempre está presente pero este año es tendencia y lo veremos en todo tipo de prendas, desde el tradicional jean, pasando por los shorts, vestidos, faldas e incluso blusas y dado su protagonismo para este año queremos contarte un poco de su historia.

El nombre del Jean, viene de una tela que se fabricaba en Génova – Italia, parecida al denim. Un tejido con el que se elabora el conocido Jean que todos tenemos en nuestros armarios. Sus primeras apariciones se pueden fechar en el año 1.850, cuando el alemán Levi Strauss, después de instalarse en San Francisco lo implementó para sus diseños en prendas de trabajo, aunque inicialmente su negocio se basaba en la elaboración y venta de carpas, pero, detectó que, en medio de la fiebre de oro, los mineros no buscaban proveerse de tiendas de campaña, sino que preferían dormir a la intemperie, pero si buscaban pantalones más resistentes y acordes a su oficio. Levi decidió fabricar unos pantalones en el mismo material de las carpas, porque cumplían con la necesidad de resistencia, al principio el diseño llevaba cargaderas y fue evolucionando a medida que encontraban falencias en el producto, como el peso de las pepas de oro que hacían que se rompieran constantemente, luego se asoció con un sastre llamado Jacob Davis, el cual propuso reforzar con remaches los bolsillos y las braguetas, logrando así patentar dicha prenda en 1873, la cual más adelante pasaría de ser únicamente una prenda de trabajo, para convertirse en un símbolo de juventud y rebeldía, que lucían grandes estrellas como Marlon Brando y Marilyn Monroe, también fue fundamental la aparición en revistas y en pasarelas de grandes diseñadores como Yves Saint Laurent, kenzo entre otros, logrando así ser la prenda más consumida y masiva del mundo.